Conóceme:

Valentina Morales Bonetti

Máster en Desarrollo Directivo e Inteligencia Emocional – EAE BUSINESS SCHOOL, ESPAÑA
Diplomada en Educación Emocional y Coaching Integral – FLICH, CHILE
Coach ACSTH – INTERNATIONAL COACH FEDERATION
Mentora Registrada – ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE MENTORING
Periodista – UNIVERSIDAD ADOLFO IBÁÑEZ, CHILE

Tengo una historia tan entretenida como maravillosa. Nací en Santiago de Chile rodeada de mucho amor, con dos padres a los que les estoy tremendamente agradecida. Tengo 2 hermanos y 1 hermana a los que amo con todo el corazón.

Estuve en 5 colegios por todos los motivos que se puedan imaginar. Soy periodista, pero también estudié derecho. Siempre apasionada, me he movido siempre en busca de nuevas aventuras que me llenaran de una u otra forma el alma.

Después de romperme el corazón unas cuantas veces, llegó el que actualmente es mi marido. Un hombre de mirada cálida y sonrisa fácil. Fue un flechazo apenas lo vi. El problema fue que él vivía en España y sólo estaba de viaje por Chile.

Le seguí y le fui conquistando poco a poco. Le conquisté tanto que ya llevábamos un año y medio a distancia cuando tuvimos esa conversación. La que me fue acercando a dejarlo todo, vender mis cosas y renunciar a mi trabajo para venir a probar este amor.

Fue mi madre la que sólo con una pregunta me hizo tomar la decisión, “¿Estás decidiendo con la cabeza o con el corazón?”… Ya van notando el peso que tienen las emociones en mi familia y el poder de una buena pregunta.

Y así fue como me embarqué en la que ha sido la mayor aventura de mi vida. Al principio, llena de emoción, estaba extasiada y optimista, pero luego de un tiempo, me sentía perdida, abrumada, dudosa de mí misma en tierras ajenas. Pedí señales y se me dieron. Así que no lo pensé mucho y me metí a estudiar el maravilloso e inigualable mundo de las emociones.

¿Saben qué pasó? Le puse nombre a lo que toda mi vida me había apasionado. Saber entender qué nos pasa, cómo gestionarlo, cómo sacar lo mejor de nosotros mismos, ¡es que me hace vibrar! Me recuerda que estoy viva y que este viaje maravilloso hay que aprovecharlo al máximo.

Te invito a vivir tu propia historia así. Sintiéndola, sin que se te escape nada de las manos.
Una cosa te puedo prometer. No te arrepentirás.

Con amor,
VMB.